sábado, 9 de noviembre de 2013

LA ESTRATEGIA ELECTORAL NAPOLEÓNICA

Aplicar las estrategias más adecuadas en el ámbito de una campaña electoral, es rendir atención a lo que se está haciendo en el campo de la competencia política. Así como Nicolás Maquiavelo es para los interesados en la ciencia política y sus observaciones de como un político se debe mover en la arena de las disputas y de la guerra, así un candidato en la lucha política-electoral debe conocer para exponerse menos y ganar más terreno.

Napoleone di Buonaparte, mejor conocido por Napoleón I Bonaparte, fue un artífice del carisma, virtud que manejó con habilidad extraordinaria para seducir a los hombres y mujeres de su tiempo.

Las características que debe reunir quién desea ser candidato a un cargo de elección popular, para identificarse con la estrategia napoleónica es: ser un estratega, es decir diestro en el manejo de la acción razonada y no precipitada. Ambición para conducir la mejor nave a su alcance para triunfar. No ser el protagonismo electoral, sino el que lo secunde. Barrer todo el territorio de la competencia, por todos los medios posibles, por aire y por tierra.  Contar con un talento organizador en el mapa político, que lo impulse a ser líder. Conocer la geografía y el conocimiento del entorno por el cual compite. Es ser más fuerte que el adversario en un punto determinado. Compartir las glorias y las penalidades, para ser distinguido. El ser enérgico, sensible como un poeta y brutal como un conquistador en el campo electoral. Enamorarse de las ideas nuevas de quien lo rodea y escucharlos. Estudiar y leer todo lo que acontece en el entorno de la competencia, y para refrendar su cultura política, tener al alcance de su mano, El Enseño general de táctica, del conde de Guilbert; el mejor estratega militar del siglo XVIII, la República de Platón y las Instituciones del emperador bizantino Justiniano.

La teoría napoleónica es: adquirir la superioridad en un punto clave, atacar en ese punto con todas las fuerzas, obtener un efecto de sorpresa por la rapidez de los movimientos.

Desmotivarse de los dogmas y aplicar la praxis política, como herramienta eficaz en foro electoral, trae resultados. Para vencer al adversario resulta necesario estudiar todo el campo de batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario