lunes, 22 de diciembre de 2014

LOS ARRECIFES EN MÉXICO

Como su nombre lo indica son escollos, que juegan un rol importante en las costeras al prevenir la erosión y disminuir la fuerza del oleaje; contra el fuerte afecto de las tormentas tropicales y huracanes.

Son lugares de crianza, de refugio, de alimentación y de reproducción de una inmensa especies de invertebrados y vertebrados. Estos ecosistemas son de lento crecimiento y son sumamente frágiles. Los afectan el sobrecalentamiento de las aguas, la destrucción de los manglares vecinos, la contaminación provocada por el hombre, el turismo irresponsable, la erosión del suelo y la pesca excesiva. La extracción de material para construcción (arena y piedra caliza). Peces, anémonas, y otros invertebrados como animales de acuarios. La radiación solar, la alta concentración de sedimentos, nutrientes y a diferentes enfermedades.

México tiene parte de la segunda riqueza de coral más largo del mundo: el Sistema Arrecifal del Caribe Mesoamericano, que corre del lado oriente de la península de Yucatán, el litoral de Quintana Roo y que llega a Honduras. Así como en el Golfo de México, frente a Veracruz, en Campeche y al norte de Yucatán.

La importancia de vigilar su crecimiento y su mantenimiento, debe obedecer al cuidado de las áreas naturales que debemos preservar, como parte del ecosistema del que formamos parte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada