miércoles, 13 de julio de 2016

YAÑEZ Y LA FORMACIÓN POLÍTICA


Agustín Yáñez Delgadillo, novelista, ensayista, cuentista y político mexicano, precursor de la novela moderna, nos ilustra (después de su partida), como en el ámbito político sus actores deben de hacer de la técnica política, el uso cotidiano de sus haberes.

Así que hay que observar a la política como arte, la que constituye las normas y, las tácticas que deben ser encaminadas a la consecución de fines políticos. Pero para ello se requiere de lo esencial: las aptitudes, sensibilidad, inteligencia, ecuanimidad, sagacidad y decisión, oratoria e historia, para que: aprender la realidad y sus circunstancias. La visión que se ejercita en el arte de adelantar, de superar los desarrollos del Estado en todas las órdenes. Como las posibilidades de superar todo tipo de circunstancias presentes y futuras. El juicio y el buen discernimiento de causas, de cosas y de gustos, el saber valorar el tiempo y las situaciones. La sensibilidad política en la toma de decisiones más adecuadas. La destreza de la expresión y la habilidad de conversación y, el estudio amplio y atento como conocimiento básico.


La paciencia y la prudencia como virtudes básicas en las rápidas resoluciones, pero no irreflexivas decisiones. El hábito de saber oír, de conversar, de reflexionar. Autoridad moral, inspiración de confianza. Obtención de respeto sin amenazas y, lealtad a los principios. La orientación ante todo a los problemas de enseñanza y, estar informado en los asuntos y no que se relacionan con su actividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada