viernes, 12 de julio de 2013

SERPIENTE Y PALOMA


La identificación humana como símbolo más animal que racional, conlleva a relacionarse más en el aspecto más rudo que con su propia esencia, que es más superior. No se da cuenta de su error todavía. ¿Por qué?, trata de ver en su ser irracional, el animal que lleva adentro, sin pensar que su inteligencia es mayor.

¿Serpiente y Paloma?

La serpiente en sus simbolismos más generales representa la manifestación, la inmortalidad; es decir la huella, el camino, la sabiduría.

La paloma como la naturaleza emotiva, amable, condescendiente. suave, cordial, sagaz. Armónica de las formas y los métodos persuasivos. Conciliadora de intereses opuestos y la atención al detalle. Amante de la responsabilidad y la legitimidad.

Hay un miedo agazapado bajo la apariencia de las cosas, si no se es observador y se está atento, la vida misma nos puede resultar embaucadora y tramposa. ¿Paradoja o destino? Debemos cambiar constantemente de piel para poder crecer, para nuestra pequeña resurrección, de renovación, de luz, de curación, día a día. Debemos desarrollar mejor nuestros sentidos para poder destacar, observar con más detenimiento, ser más acuciosos, más detallistas, para no separarnos de los propósitos espirituales y materiales. Debemos ascender y descender en la escalera de la vida para ejercitarnos mejor. Debemos como la serpiente y la paloma, estar siempre abiertos, vigilantes, sordos y ciegos a los obstáculos y de aquellos que tratan de desviarnos. avanzar en silencio y con lentitud; seguros y firmes ante todo. Debemos encontrar a fuerza de voluntad la sabiduría y con ella nuestra libertad espiritual. Ser de pensamiento práctico, expresarnos con pensamiento neto y concreto, y buscar en la inversión del esfuerzo nuestra disciplina, constancia, lógica, previsión y concreción. Con la idea de Marcela Garber


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada