viernes, 24 de marzo de 2017

Trabaja el Senado para darle vigor a la Constitución, que aún tiene larga vida



En la presentación del “Diagnóstico y Reflexión sobre el texto que conforma la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, el presidente de la Mesa Directiva de Senado, Pablo Escudero Morales, expresó que es necesario impulsar los instrumentos necesarios que permitan hacer llegar la Carta Magna a toda la gente.

Refirió que a partir de la presentación de este diagnóstico, es necesario platear una agenda en el tiempo que le queda a la Legislatura, para que se siga trabajando, “me parece que es muy valioso lo que hemos encontrado”.

En este sentido, invitó al grupo de investigadores que desarrollaron el documento, para que estén más cerca de la Presidencia del Senado de la República, “me gustaría verlos más, en temas actuales, como la Fiscalía General, la Procuraduría, de la procuración de justicia, porque para mí, esta mesa es una mesa muy valiosa”.

El presidente de la Comisión Especial para el Diagnóstico y Reflexión sobre el texto que conforma la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Roberto Gil Zuarth señaló que se debe revisar la mecánica del cambio constitucional y revitalizar las leyes de desarrollo, como un objetivo de esta Legislatura en el corto plazo, “para darle un nuevo vigor y vitalidad a un texto que aún tiene larga vida”.

Aseguró que el cambio constitucional ha provocado cierto desapego de los ciudadanos a su contenido, aunado a que no se ha implementado a la Constitución como un elemento importante de educación cívica.

Dijo que el documento muestra que la Constitución contiene riqueza ideológica, política, doctrinal y avances notables que explican que México puede salir adelante y que tiene instituciones que representan una base estructural que permite pensar que los mejores tiempos están por venir, “deshacernos por plumazos de las instituciones puede ser contraproducente para la sociedad”.

El llamado de revisar el mecanismo de reforma constitucional, merece la mayor de las atenciones, para recuperar las leyes de desarrollo constitucional, como una forma de desdoblar los contenidos de la Carta Magna y de revitalizar a la ley, puntualizó.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos García, indicó que la Constitución tiene una multiplicidad de inserciones, ya que se han llevado a cabo 250 decretos reformatorios, los cuales se traducen en 700 artículos reformados.

En este sentido, sostuvo que el documento representa un ejercicio que permitiría desarrollar una legislación intermedia; encabezando con la Constitución y su contenido de principios, seguida de una Ley de Desarrollo Constitucional y finalmente las leyes generales.

El presidente de la Comisión de  Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, José de Jesús Santana García, dijo que este documento será la base para generar un constitucionalismo actualizado, “ya que se violenta con demasiada facilidad a la Constitución en cuanto a sus reformas, 700 son excesivas”.

Tenemos que ser más rígidos en el análisis de las reformas que se vayan presentando, posiblemente los tiempos podrían no alcanzar a esta Legislatura para llevar a cabo una revisión integral del texto constitucional, concluyó.

El presidente de la Comisión de Reforma del Estado, Luis Humberto Fernández Fuentes, señaló que la Constitución no se hizo por los revolucionarios, sino que nació a raíz de un acuerdo político de los “vencedores”, pero fue un instrumento muy útil para pacificar al país y darle gobernabilidad durante todos estos años.

El debate debe seguir y entrar en una reflexión de fondo, para analizar el diseño institucional del Estado que esta planteado en la Constitución, para saber si es funcional para los años que vienen, expresó el senador.

La presidenta de la Comisión de Gobernación, María Cristina Díaz Salazar, dijo que se debe considerar el hecho de impulsar una Ley de Desarrollo Constitucional, que pueda inhibir la necesidad de estar reformando la Carta Magna con frecuencia.

Señaló que se le debe dar racionalidad a los aspectos reglamentarios para que la sociedad mexicana tenga la posibilidad de entender su constitución, así como revisar la gobernabilidad democrática, a través de una figura “que puede recobrar importancia en tiempos tan complejos para la democracia”.

Al presentar el diagnóstico, el secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, (ANUIES), Jaime Valls Esponda, aseguró que la Carta Magna sigue vigente en sus valores y principios, pero requiere de un adelgazamiento que le permita ser más accesible y reconocida por todos los mexicanos.

Sostuvo que debe estar acompañado por otros instrumentos generales, como una Ley de Desarrollo Legislativo, en la cual logren integrarse las diversas y constantes modificaciones y adiciones que los tiempos demandan, evitando que la Constitución sufra constantes enmiendas.

Por su parte, el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de Chiapas, Carlos Natarén, indicó que actualmente el texto constitucional es muy complejo para la comprensión de un ciudadano, por lo cual, es necesario considerar el hecho de reducirlo y asumir la idea de crear normas intermedias que desarrollen reglamentariamente el conjunto de principios que debería contener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario